Frutos secos en otoño

Nueces, almendras, cacahuetes, avellanas… Los frutos secos son riquísimos en proteína vegetal, además de contener fibra que regula nuestro tránsito intestinal.

Yo los utilizo mucho en las ensaladas o como snack para merendar junto con una pieza de fruta. Son muy sacientes y solemos digerirlos con mayor lentitud frente a otro tipo de alimentos.

La mejor época del año para tomarlos es siempre. Aunque, aprovechando que entramos en el otoño creo que es un momento ideal para recordarlo. En primer lugar porque empezamos con los horarios imposibles, las prisas y los olvidos. Llevar una bolsita o minitupper con un puñadito de frutos secos nos previene de picar otros snacks entre horas que no sean saludables. Y en segundo lugar, porque están riquísimos.214d509dcaace0620e80b60867c8b66b

En cuanto a los valores nutricionales, una porción de 30gr aprox. no alcanzan las 200kcal y nos ofrecen un montón de vitaminas y minerales como el potasio, magnesio, fósforo, vitamina E y vitaminas del grupo B. Algunos contienen mayor porcentaje de calcio, como es el caso de almendras y avellanas, pero generalmente son todos muy nutritivos. 45c22e59b2974b8fa325802c00792d27

Los frutos secos están aliados con una buena salud cardiovascular, debido a su aporte en ácidos grasos poliinsaturados y omega-3. Estos se encargan de proteger nuestros vasos sanguíneos y hacen que la presión arterial disminuya.Frente a la duda de si se pueden comer frutos secos y no ganar peso extra, la respuesta es sí. Un puñado pequeño al día enriquecerá nuestro aporte nutricional con grasas saludables y necesarias pero sin sabotearnos.5d9ba67137866721b4144aab6289762d

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply