Tu piel necesita verde.

Mi mascarilla casera favorita. Ahora que vienen las celebraciones navideñas nos arreglamos más, nos maquillamos más… y tenemos más tiempo para mimarnos. Os dejo la “receta” de la mascarilla que preparo cuando tengo algo más de tiempo. La aplico cuando sé que durante varios días seguidos  voy a estar usando maquillaje todo el día. Antes para preparar la piel y tenerla bien limpia e hidratada, y pasados esos días (como puede ser Navidad), para limpiar y volver a hidratar. 

Ingredientes:

  • Arcilla verde 
  • Matcha
  • Espirulina
  • Agua
  • Aloe vera natural o en formato gel
  • Crema hidratante habitual 

La arcilla verde podéis conseguirla en polvo y mezclarla con agua, o comprarla ya preparada para su aplicación. Yo tengo ambas, la primera la conseguí en una tienda de cosmética profesional y la que viene preparada la encontré en Veritas. 

La arcilla verde por si sola ya ofrece propiedades increíbles para nuestra piel: desinfecta, desintoxica, depura y  calma. Podéis usar otro tipo de arcilla, pero la verde en concreto depura las capas más profundas de la piel, tiene efectos antiinflamatorios y también es antibacteriana. Para pieles con tendencia al acné, va genial.

Tanto el matcha como la espirulina seguro que los conocéis por algún bowl de desayuno, o por el libro ;), lo cierto es que también nos vienen bien para cuidar la piel de una forma más directa. La espirulina hidrata, da luminosidad y deja la piel súper suave. 

Mis días empiezan con un matcha latte,  así que, era de esperar que también apareciera este polvo antioxidante en mis rutinas beauty. El matcha protagoniza una fuente de antioxidantes tan necesarios para nuestro organismo, que como os recuerdo siempre, sólo podemos obtenerlos a través de nuestra alimentación. Utilizando matcha directamente sobre nuestra piel le estaremos brindando ese efecto antioxidante. Además de combatir el envejecimiento también lo hace con los efectos perjudiciales de los rayos UVB. Las propiedades antioxidantes  hacen que nuestra piel se mantenga firme y con mayor elasticidad recuperando el colágeno natural. 

Mascarilla:

A partir de estos ingredientes os propongo varias opciones. Mi preferida es combinar 1 cucharadita de arcilla verde + 1 cta matcha +  1 cta espirulina, mezclarlo bien todo con un poquito de agua y aplicar sobre todo el rostro.

La dejas unos 10 minutos, cuando esté seca,  la retiras con agua y mucha delicadeza. Después aplica tu crema hidratante habitual. Si tienes una con aloe vera mejor. Y ya, si puedes aplicar el gel natural que produce la aloe, mejor que mejor. En casa de mi madre hay muchas plantas de aloe vera y en la nevera siempre hay algún trocito que usamos para hidratar y calmar la piel. 

Con estos ingredientes podéis hacer la mascarilla a vuestro gusto. Combinar arcilla y matcha, arcilla y espirulina, o usar únicamente la arcilla y después aplicar aloe. De hecho, casi que prefiero que me digáis cómo la habéis hecho a vosotros en casa y me lo contáis por instagram, stories, snapchat.. lo que queráis! 

Y esto es todo por hoy, espero que llegue a tiempo para vuestro beauty moment pre noche buena, navidad, noche vieja, año nuevo… y si no nos leemos antes, que tengáis unas fiestas maravillosas. Mil besitos!

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply
    Carolina
    19 Julio, 2017 at 12:00 pm

    Buenas, me encanta. ¿Luego cómo lo conservas y durante cuánto tiempo?

  • Leave a Reply