De manos a pies.

Para todos los apasionados de la actividad física, y también para los que no lo son tanto, creo que esto os va a gustar.

Cómo puede ser que la parte de nuestro cuerpo que más carga soporta durante el día, la que está siempre en constante movimiento, ya no os digo si sois runners, sea a la vez la que menos mimo reciba de nuestra parte. 

Me refiero a los pies, sí, sí. Escribo pocas veces sobre el tema pero creo que se merece un recordatorio de vez en cuando. En estas últimas semanas, tras regresar del desierto, he tenido que hacer curas casi diarias de los pies porque se me resecó muchísimo la piel y se hicieron algunas que otras heridas. 

He estado usando estas mascarillas de Bioxán que han sido una grata sorpresa. La segunda vez que la usé empecé a notar los resultados y a ver como mi piel iba regenerando poco a poco.   

Para deportistas es muy interesante su uso antes y después de alguna carrera o largo entrenamiento, dado que el pie es una de las zonas de mayor sudoración y por lo tanto el desgaste de la piel se acusa más, sobre todo a nivel plantar. 

He estado cotilleando un poquito más acerca de ésta mascarilla (que además huele a frutos silvestres) y sobre su crema hidratante. Se trata de cosmética biológica a base de vitamina E, Omega 3 y prebióticos naturales (α-Oligosacáridos, que protegen la flora bacteriana de la piel y fortalecen el sistema inmune).

Concretamente, Bioxán Neo nace de un laboratorio concienciado en mejorar la salud y el bienestar del órgano más grande del cuerpo humano: la piel. 

Os dejo por aquí también la crema hidratante. 

Mil besitos, 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply