ALIMENTACIÓN ECOLÓGICA

ALIMENTACIÓN ECOLÓGICA

Alimentación saludable, alimentación ecológica, natural, biológica, orgánica… Son conceptos que están en boca de todos, en titulares de muchos y en conocimiento de unos pocos.

A veces prestan confusión y no siempre se utilizan de forma adecuada, todo un universo para quien llega a nuevo este mundo.

Motivada por muchas de vuestras preguntas me he lanzado a escribir sobre el tema.

Aún sin ser experta en la materia me he visto aprendiendo más que nunca en el camino, muchísimo más de lo que imaginaba.

En posts anteriores he comentado alguna vez que alimentación ecológica, biológica u orgánica son exactamente lo mismo. Mientras que en otros países es común utilizar la palabra orgánica, en España solemos usar más el término ecológico o biológico pero tienen el mismo significado.

ALIMENTOS QUE NUTREN

Los alimentos ecológicos son por lo general más nutritivos y respetuosos con el medio ambiente porque provienen de agricultura ecológica. Los productos cultivados de forma ecológica respetan los ritmos naturales, son equilibrados y ricos en nutrientes.

Estos alimentos carecen de productos químicos y no están modificados genéticamente. Son libres de tóxicos procedentes de pesticidas, antibióticos, fertilizantes, aditivos y conservantes. Es fácil reconocerlos porque llevan el sello de Certificado Ecológico Europeo.

“Los productos más utilizados son insecticidas para luchar contra los parásitos, los fungicidas que acaban con los hongos y los herbicidas que acaban con las ‘malas hierbas’”.

Cuando introducimos sustancias de síntesis en los alimentos, tóxicas en su mayoría, incrementa el riesgo de dañar nuestra salud porque no existen enzimas específicas en nuestro organismo  para descomponerlos. El efecto que éstas sustancias artificiales tienen en nuestro organismo a más o menos largo plazo se ignoran por completo (aunque me atrevo a decir que podríamos intuirlas).

ECOLÓGICO, QUE NO SALUDABLE

Ecológico no es sinónimo de saludable. Sin embargo, comer estos alimentos nos evita toxinas en nuestro organismo. Éste asimila muchísimo mejor los productos ecológicos porque al prescindir de sustancias sintéticas no alteran las funciones metabólicas naturales.

Sin embargo la industria también se hace hueco en este sector y hay muchísimo productos elaborados con ingredientes ecológicos que distan de ser saludables. En este estante podemos imaginar productos envasados como galletas azucaradas, masas o snacks a base de harinas ecológicas pero también con altas cantidades de azúcar, sal, grasas vegetales en cantidades poco recomendables, saborizantes, entre otros.

El PRECIO

Una de las razones que más he debatido cuando hablo del tema: el precio. En mi opinión lo que puedas gastar en productos ecológicos depende del valor que le estés dando. Yo valoro mi salud y decido prescindir de otras cosas para permitirme pagar el precio de estos productos.

También me encuentro casos que deciden no hacerlo pero que por otro lado compran mensualmente suplementos vitamínicos y mineralizantes. ¿Curioso verdad?

Si es cierto que se puede empezar poquito a poco y en este caso mi recomendación es que empecéis por los productos más frescos y perecederos: frutas, verduras, legumbres, huevos.

TU SALUD Y LA DEL PLANETA

De forma resumida estos son algunos de los beneficios de la agricultura ecológica:

  • Produce alimentos sanos y sabrosos. Beneficia la salud.
  • Ofrece alimentos de mayor valor nutritivo.
  • No contiene sustancias tóxicas artificiales añadidas.
  • Respeta los ciclos naturales.
  • No contamina la tierra, el agua ni el aire.
  • Fomenta la biodiversidad. Apoya las variedades autóctonas y adaptadas al lugar.
  • Ahora agua (más de un 20%) y no contamina los acuíferos.
  • Preserva la vida rural y la cultura campesina.
  • Es socialmente más económica.

Espero que os resulte útil y estaré pendiente de vuestros comentarios para seguir ampliando en estos temas. Dudas, sugerencias, preguntas… Ganas de leeros.

Besos!

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply