Comer en Nueva York

¡Holita!
 
Desconectar, romper con los horarios, no entrenar absolutamente nada… He hecho un reset de los buenos.
Y aquí estoy de nuevo. 

 


¿Por dónde empezar? Cuando oyes USA y comida en la misma frase lo primero que se te viene a la mente es: fast-food, la típica comida basura en forma de hamburguesas, nuggets, alitas de pollo, patatas fritas y refritas, perritos calientes, donuts y bollería mega industrial. Todas esas cosas que puedes comprar en cualquier McDonals, KFC, Dunkin Donuts, entre otros. Está claro de donde proviene el desastre cultural, social y de salud más extendido en los Estados Unidos. Sí, la obesidad, y sus amargas consecuencias.

 
 
 
 
Pues como os podéis imaginar sabiendo todo esto mi mayor preocupación fue si podría comer bien (lo que entiendo yo por comer bien: verduritas, legumbres, fruta, cereales, alimentos no procesados y sin aditivos químicos).  

¡Sorpresa! No sólo he comido bien, sino que he encontrado un paraíso de la alimentación saludable, la mayoría orgánica y con opciones vegetarianas, veganas, sin gluten y aptas para distintas intolerancias. Hay muchos, muchísimos, establecimientos tipo take-away de alimentación saludable. En las cartas de los restaurantes te indican los platos vegetarianos, veganos y aquellos sin gluten e incluso en algunos las calorías que lleva cada plato. Es genial. En Barcelona sólo he ido a un restaurante que en su carta indique sus platos vegetarianos/veganos con o sin gluten. Sólo uno. 🙁

Como decía… Un paraíso de lo ‘healthy’ que envidio de la forma más sana que existe. Ojalá aquí se pueda comer así prontito y encontrar tantas opciones. 
 
Sobre el precio, como todos sabemos, no es barato. Pero comer saludablemente es invertir en salud. Al menos una vez en la vida cada uno de nosotros hemos comprado alguna crema que previene las arrugas, la caída del cabello o la celulitis. Y si no la hemos comprado, lo acabaremos haciendo. Cuando se compra una de estas cremas se adquiere con el planteamiento de “inversión a largo plazo” aunque nos dejemos medio sueldo, pensando que cuanto antes usemos cremas anti-loquesea, más tarde aparecerá ese “loquesea” en nuestro cuerpo. La única diferencia es que lo de dentro no se ve, pero se deteriora igual.

 

Y con la comida sucede lo mismo, debemos comprar en base al planteamiento anterior: es una inversión en salud a largo plazo. Nunca os habéis preguntado qué debe llevar una hamburguesa del McDonalds para que te la cobren a 1€!!! Es alarmante, sin embargo se venden millones cada día en nuestro país. De verdad creéis que con el modelo capitalista que tenemos instaurado os darían algo de calidad por 1€? Es más, si la venden a 1€ es porque la están elaborando por mucho menos. Elaboración precaria… alimentación…
 
Pero volviendo a lo que quería contaros, Nueva York es un paraíso de la alimentación natural y orgánica. La gente está súper concienciada y los comercios ofrecen lo que el consumidor demanda. Y es en eso en lo que tenemos que mejorar, concienciarnos y comer saludablemente y surjirán más alternativas, habrá más mercado y nos saldrá más económico. Eso, o me voy a vivir a NY, jeje. 
 
Os pongo algunas fotos que reflejan todo lo que he comentado: 
 
Encontré un montón de tiendas de nutrición y suplementación deportiva. En Miami también hay muchas, el concepto del culto al cuerpo pasa del límite allí. En las farmacias de Nueva York tienen 5 o 6 estanterías con complejos vitamínicos naturales y químicos, hay de todo.

Además, tienen los sabores más curiosos que podáis imaginar. Adiós al típico batido de chocolate, vainilla o cookies… Piña colada en whey protein y también encontré barritas de proteína natural con extractos de soja. Tienen alternativa para todo.

 
Agua de coco orgánico (un vicio).
 
 
Tuppers para veganos listos para llevar.
 
 
Revuelto de huevos y tortillas en el self-service de Treehaus. Opción con yema y opción sin yema, lo adoro!
 
 
 
Desayuno de fresas, piña y tortilla de claras. 

 

  
Take-away de brócoli, ensalada de espinacas con fresas y sweet potatoes. También en Treehaus, muy fan!
 
 
Desayuno de porridge de avena con frutos silvestres y dos tostadas con pan de trigo integral de nueces, yo me la comí con una crema orgánica de castañas. En Le Pain Quotidien, es una lástima pero los que hay en Madrid y Barcelona no son ni la mitad de buenos… Aunque no tenemos mucho más, seguro que poco a poco crecen.
 
 
 Zumos sin azúcares añadidos.
 
 
  
Berenjenas rellenas de espaghettis.
 
 
Snacks: de edamame tostado, estaba riquísimo.
 
 Ensaladita de alcachofas.
 
 
 
Esto es en Fresh&Co, otro lugar increíble. Por la mañana hacen todo tipo de desayunos saludables. Al mediodia colocan estas cajas llenas de lechuga de distintos tipos. Cada una es diferente. Tu puedes escoger el tipo de lechuga que quieres y también lo que quieres que lleve. 
 
Aquí todos los condimentos posibles… imposible no acertar creando tu propia ensalada. Había de todo, desde lo más común como zanahoria, tomate, champis, garbanzos, hasta frutas exóticas y distintos cereales.
 
Bandejas gigantes de frambuesas y moras para ponerte en las tortitas o en el yogurt.
 
No podía ir sin comer algo de sushi 😉
 
 
Chocolate negro con coco de madagascar, esta tableta voló!
 
 
 
Tortitas de trigo integral con stevia y tortitas normales, como podéis ver en el cartelito “regular pancakes“.
 
 Zumos verdes de manzana, apio, espinacas y kiwi, riquísimos y sin azúcares añadidos. 
 
 
En esta foto se ve el contraste de lo que te encuentras en la mayoría de establecimientos, toda la variedad existente y por existir de muffins o donuts y debajo bandejas de fruta. 
 
 
Y por último, más tuppers para llevar, estos de quinoa con vinagreta de menta y pepino, alubias, uva y coco. Lo copiaré en casa y os colgaré la receta porque estaba rico rico.
 
 
 
Y, fin.

Esta ha sido mi pequeña experiencia con la comida en la gran manzana.
Mientras estáis digiriendo esta entrada escribiré otra sin tanta comida. 

¡Mil besitos!

 
 
 
 
 
 
 
 
 

You Might Also Like

9 Comments

  • Reply
    Arnau
    24 enero, 2014 at 1:50 pm

    Hola Míriam, tens un blog molt profitós, enhorabona.
    A l’entrada comentes que a Bcn has anat a un restaurant on s’hi visualitzen plats vegetarians/vegans i sense gluten. Em podries dir quin és? Gràcies 🙂

    • Reply
      Miriam
      30 enero, 2014 at 12:10 pm

      Hola Arnau! em refereixo al restaurant Teresa Carles, molt recomenable! Petons

  • Reply
    Arnau
    24 enero, 2014 at 1:26 pm

    Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  • Reply
    Sweetdreamsdreamer
    3 diciembre, 2013 at 8:23 am

    A mi también me sorprendió la primera vez que viajé a EEUU. En 2014 toca NY de nuevo, me tiene enamorada!

    • Reply
      Miriam
      3 diciembre, 2013 at 10:05 am

      Es una pasada! disfrutalo

  • Reply
    uxio abuin
    2 diciembre, 2013 at 10:09 pm

    Es bueno saberlo para cuando toque viajar allí jeje bonita experiencia!

    • Reply
      Miriam
      3 diciembre, 2013 at 10:05 am

      Coco, coco y más coco! jaja

  • Reply
    cristina camprubi
    2 diciembre, 2013 at 5:04 pm

    realmente si se quiere sempre se puede comer bién. Solo hace falta buscar!

    • Reply
      Miriam
      3 diciembre, 2013 at 9:23 am

      Exacto, aunque en este caso más que buscar me los iba encontrando en cada calle! jeje

    Leave a Reply