Ser o no ser – vegetariana

Hola guapos y guapas!!
 
Como en cada foto que subo algo relacionado con la alimentación recibo preguntas voy a aclarar AQUÍ, HOY y ahora mismo, por qué soy ‘vegetariana’. Por qué como huevo y pescado puntualmente. Por qué no soy vegana. Qué es ser vegetariano, qué me llevó a no comer carne. En fin, las mil y una dudas que me planteáis en cada post, las respuestas a continuación. 

 
VEGETARIANISMO: Pues sintiéndolo mucho os voy a poner la clásica definición con un gran añadido personal: es un tipo de alimentación que tiene como principio la abstención de carne y en algunos casos de otros alimentos de origen animal. 
 
Hay muchos tipos de vegetarianos: 
ovo vegetarianos: consumen huevos pero no lácteos
lacto vegetarianos: consumen lácteos pero no huevos
ovo lacto vegetarianos: consumen lácteos y huevos
pisci vegetarianos: comen pescado
 
y así no acabaríamos nunca. 
 
VEGANISMO: vegetarianos que se abstienen a cualquier producto de origen animal. Es decir, no comen nada que provenga de un animal. Incluso algunos no toman miel porque consideran que las abejas se ven explotadas en la producción de ésta. 
 
Suelo recibir comentarios muy mal intencionados criticando mi forma de alimentación y de considerarla vegetariana.
 
Os digo, con todo el amor del mundo, yo no he inventado el vegetarianismo ni soy una veggie impulsora y fanática de este tipo de alimentación. Yo sólo como lo que me sienta bien. Curiosamente y tras leer mucho mucho y mucho, me di cuenta que mi alimentación se parecía mucho a algo inventado hace muchos años llamado vegetarianismo. 
 
Ahora me alimento de verduras, cereales, frutas, frutos secos, hortalizas, legumbres, huevo y pescado cuando me apetece. Ah, y chocolate. 
 
Yo lo llamo vegetarianismo porque se le parece. Pero podría llamarle miriamismo y no pasaría NADA. El caso es que me gustaría transmitir que no es necesario etiquetar todo lo que hacemos, no hace falta ponerle nombre a todo. En uno de mis posts anteriores que hablo de alimentación, también defiendo esta postura. No es necesario señalar todo. Yo como así, mi amiga come diferente y mi vecino ni siquiera sé lo que come. Y no pasa nada. 
Y no pasa nada porque se trata de que cada persona, cada uno de nosotros. Individuos únicos, genéticamente particulares, con organismos similares pero no iguales. Con elementos extrínsecos y factores ambientales variados. Debemos preocuparnos de conocernos y llevar el estilo de vida y de alimentación que nos haga felices. 

 



Sonreír mucho y comer muchas verduritas!
 
Besitos!!!
 

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply
    María
    16 julio, 2014 at 12:02 pm

    No puedo estar más de acuerdo. Debemos conocer nuestro cuerpo, saber que le sienta bien y que no. A la gente le gusta las etiquetas y siempre tenderán a encasillarnos en un lado u otro, pero vamos que eso no es cosa nuestra.
    Saludos y mil gracias por la motivación constante que nos das 😉

  • Leave a Reply