Quién siembra, recoge

Las hay de girasol, de calabaza… y muchas más. Os presento otras tres semillas distintas presentes en mis platos e imprescindibles en mi alimentación. 


Así resumiendo, son ideales para añadir a cualquier manjar, yo suelo usarlas mucho en ensaladas. En vez de echar sal pongo semillas. 

 
Este ya es el último empujón para que os animéis a introducirlas en vuestras cocinas. Espero convenceros…
 
 

Sésamo:
 
 
Son doraditas y poseen una cantidad elevada de proteínas, además de ser ricas en metionina, un aminoácido esencial. Tiene grasas, ¡SI! pero las que contiene son “buenas”, ay… insaturadas. Éstas, junto a la también presente lecitina, convierten a las semillas de sésamo en un alimento que contribuye a reducir los niveles de colesterol en sangre.
Son también una importante fuente de diferentes minerales como el calcio, el zinc (mineral que participa en el metabolismo de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas) y el hierro. Además, poseen buenas cantidades de fibra, por lo que su consumo resulta beneficioso para la regulación de la función intestinal. 
 
 
Lino:
 
 
Son marrón chocolate, también muy ricas en fibra, tanto soluble como insoluble. Son muy útiles como reguladoras del tránsito intestinal.
 
Además, evita la incursión de las bacterias a través de las membranas mucosas, destruye las toxinas que se acumulan en el colon y estabiliza las concentraciones de azúcar en sangre. 
 
La riqueza de las semillas de lino se concentra en sus propiedades antioxidantes, protectora del corazón, reguladora de los niveles de colesterol y anticancerígena.
 
 
Chia:
Las más pequeñitas y de color grisáceo, son muy ricas en vitaminas y minerales, son una excelente fuente de fibra, proteínas y antioxidantes, y una de las fuentes vegetales más ricas de ácidos grasos omega-3. 
 
El consumo habitual de semillas de chia puede ayudar a reducir el dolor en las articulaciones, emite un impulso de energía y protege contra enfermedades graves como la diabetes y enfermedades del corazón.
 
Las semillas son libres de gluten, lo que también hace un llamamiento a las personas celíacas o con una aversión al gluten.
 
 
Si queréis saber más, podéis visitar el blog Directoalpaladar.  
 
Besitos!!

You Might Also Like

5 Comments

  • Reply
    Andrea Gila
    5 noviembre, 2014 at 10:02 am

    Hola! Me encantaría empezar a tomar semillas pero no se como comerlas. Has mencionado las ensaladas, pero lo reconiendas con otros alimentos? gracias

    • Reply
      Miriam Albero
      5 noviembre, 2014 at 11:40 am

      Si! Puedes añadirlas a tus batidos, a un bol de cereales. Te recomiendo molerlas sobre cualquier plato que te apetezca. Es como si aliñaras con especias.
      Besitos

  • Reply
    Eli
    9 noviembre, 2013 at 8:38 am

    Donde podemos adquirir estas semillas?

    • Reply
      Miriam
      9 noviembre, 2013 at 9:01 am

      En cualquier herbolario o supermercado ecológico. Por ejemplo Veritas. Sino online seguro que encuentras.

  • Reply
    Cecilia León
    29 octubre, 2013 at 11:12 am

    Las semillas tendrían que ser un básico en la dieta como lo es el aceite de oliva!!!!Lo único que hace falta es que la gente las conozca!!!!

    Un abrazo!!!

    http://www.somosloqcomemos.com

  • Leave a Reply